La mano de Dios

Escrito por Patricio Sancha el . Publicado en Columnas
Imprimir



 

Tocado por la mano de Dios.

Aunque no se comparta un mismo credo religioso, esta es una expresión que se comprende perfectamente, tanto así que Maradona incluso ocupó la mano de Dios para convertir ese emblemático gol en el mundial de 1986 en que la selección argentina jugaba contra la selección inglesa y gracias a la cual su equipo pasó a cuartos de final. El propio Diego Maradona declaró luego del partido que el tanto lo había marcado "un poco con la cabeza y un poco con la mano de Dios".

En la guerra de las Malvinas o Falklands de 1982, Inglaterra 1, Argentina 0. En el mundial de fútbol de 1986, Argentina 2, Inglaterra 1. Según la iglesia Maradoniana eso fue única y exclusivamente justicia divina, la misma que llevó al equipo del Pibe de oro a ganar la copa mundial de ese año después de vencer a Alemania federal por 3 goles a 2.

Lamentablemente son pocos los elegidos durante sus vidas como para ser tocados por la mano de Dios mientras la mayoría de nosotros debemos lograr nuestros objetivos con el sudor de nuestras frentes. Trabajo, trabajo y más trabajo es la única alternativa posible para quienes somos unos simples mortales.

El resultado de cualquier tipo de trabajo, rara vez se aprecia de manera instantánea aunque en nuestros días de inmediatez desquiciada, se pretenda llegar a resultados exprés sin el tiempo que requiere un debido proceso para llegar a una buena consecución. Se rehúye el trabajo creyendo que al accionar una tecla el resultado será instantáneo. Olvidamos que los computadores son máquinas estúpidas que no pueden hacer nada que nosotros mismos no podamos hacer, aunque una vez la tarea hecha, puedan repetirla al infinito sin jamás cansarse y si no hay variación en las variables de entrada, sin ninguna posibilidad de equivocarse.

¿Pero que es en esencia el hombre sino un maravilloso producto de la combinatoria entre acierto y error?

¿Cuánto de lo que somos hoy en día no ha sido consecuencia de un error en el procedimiento y nos dio un nuevo enfoque frente a la problemática de siempre para llegar a un resultado completamente inesperado?

La mano de Dios por ser un concepto ideado por el hombre, es a él y solo a él a quien puede tocar. Cuando esa posibilidad divina se nos presente a primera apreciación como un error, solo nuestra capacidad de hacer asociaciones nunca antes hechas, será capaz de encontrarle una posibilidad provechosa. Las maquinas repiten sin equivocarse para obtener siempre el mismo resultado sin error pero odiosamente idéntico. El hombre se equivoca una y otra vez, lo que le da variedad al resultado, variedad que no siempre pero al menos algunas veces, puede llevar a progresar.

Nuestro deber para con nosotros mismos es estar atentos al enfoque diferente capaz de transformar un problema complejo en una alternativa de enriquecimiento.

Las artes desde siempre han sido esa mirada diferente capaz de plantear todas las preguntas, sin necesariamente tener la responsabilidad de responderlas. Somos nosotros los llamados a hacerlo después que nuestro espíritu sea sensibilizado por el mensaje no necesariamente unívoco que transmite un artista.

Contáctenos

Teléfonos de contacto:
+57 (2) 2 37 20 12
+57 315 542 73 66

Dirección:
Calle 4 No. 6-57 Buga - Valle del Cauca - Colombia

E Mail:
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.