Mentirosa verdad

Escrito por Patricio Sancha el . Publicado en Columnas
Imprimir

Desde siempre han existido supuestos iluminados poseedores de una verdad única, que, como un dogma revelado, es incuestionable pues la divinidad misma la ha entregado a la humanidad a través de santos profetas. Gracias al temor que los humanos tenemos acerca de nuestra propia finitud, variadas sectas de todo tipo con supuestas bases sólidas, han atraído desde siempre a sus seguidores gracias a promesas de falsa trascendencia, hasta que la verdad revelada se derrumba cuando la voz oficial de la divinidad hecha hombre, les pide a los ilusos creyentes cometer actos reñidos con toda humanidad. No es la fuerza del líder la que le otorga el poder al pastor, sino la debilidad de las ovejas capaces de seguirlo sin cuestionar. La verdad única no existe pues es una construcción social en que cada actor aporta su visión, misma que será transformada por la visión de otros. Esa utópica verdad, teóricamente sólida, firme, intransable, es intrínsecamente dinámica por cuanto es construida por el hombre voluble que en esencia ha sido, es y será cambio. Lo único permanente en la vida es el cambio continuo. Quien pretenda enarbolar la verdad como bandera de lucha, deberá adaptarla al grupo social del cual busca apoyo para sus ideas. Sin embargo, lo más cercano a una verdad universal, es aquella que se basa en los valores aceptados globalmente como positivos. Hacer un listado exhaustivo, explicar detalladamente cada valor resaltando sus ventajas, tratar de convencer por la vía de los anti valores, todo esfuerzo es nulo si más allá de una comprensión intelectual del hecho, no existe una asimilación vía sentimiento. Y de nuevo llegamos al camino de las artes pues con su lenguaje global, es capaz de sensibilizar al receptor para que asimile la importancia de una nueva verdad construida al alero de valores positivos.

Explicar cualquier fenómeno posible, se hace mucho más fácil por la vía de una exposición multimedia y si se le agrega arte que apele a los sentimientos el resultado será óptimo.

Algunos piensan el arte como un mero divertimento o como un fenómeno puramente estético pero es una poderosa herramienta a la hora de transmitir un mensaje utilizando su lenguaje global capaz de apelar a todos los sentidos, incluyendo el que podría llamarse un sexto sentido cual es el sentimiento.

Por siempre las religiones han sido motivadoras de obras de arte de todo tipo, magnitud y trascendencia pues han partido de un sentimiento materializado en obra con la intención de generar en el espectador, el mismo sentimiento de fe que inspiró a su creador.

Un ojo objetivo alejado de un dogma intransigente, será capaz de separar el acto de fe proselitista de la creación artística para apreciar el sentimiento que el arte religioso pretende transmitir.

Sea cual sea la mentirosa verdad religiosa que tengamos expuesta frente a nuestro juicio, para quien la quiere transmitir, es tan valedera como la posición de otro por negarla.

La verdad que aceptamos es personal.

Amen.

Contáctenos

Teléfonos de contacto:
+57 (2) 2 37 20 12
+57 315 542 73 66

Dirección:
Calle 4 No. 6-57 Buga - Valle del Cauca - Colombia

E Mail:
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.