Pulgar

Escrito por Patricio Sancha el . Publicado en Columnas
Imprimir

Como suele suceder muchas veces en la vida, el más feo de los patitos se ha vuelto el más hermoso de los cisnes. El pulgar, corto y regordete, considerado por muchos como el más feo de los dedos de una mano, gracias a la tecnología que ha llevado a la computación y las comunicaciones a niveles de desarrollo insospechados hasta hace pocos años atrás, está viviendo su minuto de gloria. Alguna vez fue su condición de estar opuesto a los otros cuatro dedos de la mano, lo que nos permitió tomar un arco para lanzar flechas, salir a cazar y matar al enemigo pero también para deslizar ese mismo arco por sobre unas cuerdas y producir sonidos de violín que nos llegan hasta lo más profundo del alma. El estar en esa posición de oposición perpetua, nos llevó a bajarnos del árbol y subirnos al avance tecnológico que nos tiene como los supuestos seres superiores que nos creemos. Por la inconsciencia de esos seres primitivos, nunca fue valorado como se lo merecía. En épocas del circo romano tuvo el poder de decisión sobre la vida o la muerte. Lo malo es que solo el Cesar podía utilizar ese poder. Después, durante esa utópica era donde todo era paz y amor vestido de flores y música con mucho compromiso social, el dedo rechoncho nos permitió viajar por las carreteras de la aventura haciendo un gesto casi de amistad para que se apiadarán de nosotros y nos llevaran en un auto o camión, gesto que hoy en día parece no recomendable de repetir pues nos arriesgamos a ser llevados por un psicópata con recorrido directo a la prensa sensacionalista y parada final en la morgue. Tanta paz y amor existía en esos años donde todos éramos hermanos que no se establecían diferencias, por lo que una vez más pasó inadvertido. Pero la historia no termina ahí ya que hoy en día ese dedo gordo retoma protagonismo cuando baila sobre la pantalla de un teléfono inteligente o una pequeña tablet. Pareciera que fuerzas misteriosas lo gobiernan mientras se mueve frenético por la pantalla touch para mantenernos conectados con el mundo paralelo del ciber espacio. Ha inventado un nuevo lenguaje donde las x deben leerse como ch y los emoticones reemplazan más de una expresión. Ni hablar de su rol en el hogar donde es el dueño incuestionable del control remoto de equipos musicales y de ella, la reina absoluta de los hogares contemporáneos, la televisión. Se ha vuelto tan protagonista de nuestras vidas que nos está aislando del verdadero contacto cara a cara con otras personas. Ha llegado el momento de dejar el control remoto de lado y re tomar el control personal de nuestras vidas. Ha llegado el momento irrenunciable de ser como él; oponernos al sistema imperante para permitirnos avanzar en diferenciarnos del animal embrutecido en que nos hemos ido convirtiendo y volver a hacer ese gesto sinónimo de libertad y flores revolucionarias para que un desconocido nos vuelva a llevar en su auto y conocer un poco más de la vida de otros. Quizás así logremos enriquecer nuestra propia experiencia de vida para entregarnos más en beneficio de todos.

Contáctenos

Teléfonos de contacto:
+57 (2) 2 37 20 12
+57 315 542 73 66

Dirección:
Calle 4 No. 6-57 Buga - Valle del Cauca - Colombia

E Mail:
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.