Página en blanco

Escrito por Patricio Sancha el . Publicado en Columnas
Imprimir

¿Puede existir algo más agresivo sobre esta tierra para cualquier creador que una página en blanco?
Sin importar el ámbito creativo del cual se trate, una página en blanco representa una ausencia total, un océano eterno donde la posibilidad de ahogarse es demasiado sencilla, un inmenso espacio vacío, desafiante, esperando a ser desvirginado por ideas geniales que de seguro las musas ausentes le dictan a otro mientras el creador postulante al olimpo no es más que un mortal con el pensamiento tanto o más en blanco que la hoja frente a el. Ese rectángulo albo se convierte en un abismo infinito imposible de llenar si no es con el sufrimiento provocado por la desesperación de no encontrar una huella para seguir. Tras batallar por un tiempo indeterminado con todas las dudas posibles, surge la incierta posibilidad de una veta que bien podría ser de oro o de pirita, el oro del tonto, pero que a todas luces vale la pena explorar. La sola esperanza de llegar a un resultado incierto es tanto o más inquietante que el limbo de la nada absoluta. Quisiéramos correr y hasta volar para llegar a la meta lejana sin haber previamente, ni siquiera aprendido a arrastrarnos. Muchas caídas estrepitosas tendremos antes de dar el primer paso y deberemos sobreponernos a lo indecible para no renunciar. Serán muchas las páginas que sucumbirán como víctimas inocentes de la frustración creativa, arrugadas en el fondo de un basurero, para después de algunos míseros avances y demasiados grandes retrocesos, ser recicladas por ideas semi estiradas con ínfulas de grandeza. Todo acto de creación es un parto natural sin anestesia, no exento de complicaciones. Hasta que de pronto, al borde de la desesperación, casi a punto de renunciar, sin darnos cuenta la página en blanco deja de serlo. Entra gradualmente en un torbellino creativo para desbordar imágenes, sonidos, aromas, texturas y hasta sabores estimulando todos nuestros sentidos. Una posibilidad lleva a la otra y a la otra y a la otra. Hasta que el llanto aún desordenado de la nueva vida rompe el silencio. El parto ha sido un éxito y estaremos orgullosos de nuestra creación, nuestro hijo que aunque no sea ni el más inteligente ni el más hermoso de su curso en el colegio, es absolutamente perfecto por el solo hecho de ser nuestro hijo esperado, fruto de la más grande aspiración de todo ser humano; el crear desde la honestidad de sus sentimientos profundos. ¿Puede existir algo más inspirador para un creador que una página en blanco? Nuestra existencia misma es una gran página en blanco donde día a día escribimos los por menores de la vida. Ante un error no podemos borrar para re escribir los acontecimientos negativos pero tenemos una enorme ventaja, eso si vivimos en un estado de espíritu adecuado, la de aprender de nuestros errores y mejorar la ortografía en la siguiente escritura. Con voluntad mediante, lograremos ir mejorando hasta llegar a escribir el más bello poema jamás escrito; nuestro paso por esta existencia.
"Tropecé de nuevo y con la misma piedra,...la...la...lará..."
En lo sucesivo trataré al menos de corregir mi ortografía para escribir sobre esa pagina en blanco.
¡E disho!

Contáctenos

Teléfonos de contacto:
+57 (2) 2 37 20 12
+57 315 542 73 66

Dirección:
Calle 4 No. 6-57 Buga - Valle del Cauca - Colombia

E Mail:
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.