Dulce espera

Escrito por Patricio Sancha el . Publicado en Columnas
Imprimir

¿Cuánto tiempo de nuestras vidas gastamos o malgastamos solo para esperar?
Hacemos colas interminables para obtener un certificado que da fe del tiempo que estuvimos esperando por tener ese certificado en nuestro poder, creemos ilusamente que el tiempo terminará dándonos lo que pensamos merecer por el solo hecho de ser quien somos, esperamos tener ayuda celestial o al menos la inspiración divina para llevar un proyecto adelante, esperamos, esperamos y esperamos.
Con acciones en las cuales se vean involucrados agentes externos a nuestra voluntad o accionar quizás no podamos hacer mucho pero en lo que a nosotros se refiere, lo podemos hacer todo.
Solo en las películas de navidad o semana santa las nubes se separan dejando caer sobre el protagonista un rayo luminoso proveniente de la divinidad. Lamento informarles que en la vida real eso no sucede.
Con palabras diferentes, grandes personajes de la historia nos han querido transmitir el mismo mensaje con frases del tipo "10% de inspiración, 90% de transpiración, "lo que fácil se obtiene, fácil se pierde", "el trabajo dignifica al hombre",...
Si la Cigarra hubiese leído un poco más, la fábula sería diferente.
Me parece evidente que en todo acto creativo la inspiración es fundamental pero no debemos sentarnos a esperar que lleguen las musas esquivas. Debemos ayudarlas a llegar, atraerlas o darles un empujoncito.
Sin ser un católico proselitista, "Dios provee" pero aun así, Dios también necesita de nuestra voluntad por ayudarlo.
Todos y cada uno de nosotros tenemos la capacidad de crear obras maravillosas pero la gran mayoría se queda esperando a que se abran las nubes para que algo les caiga en las manos o al menos ilumine sus mentes, sin hacer ni el más mínimo esfuerzo por sensibilizar su espíritu creador para que este se exprese en obra.
Escuchar la música que nos gusta y de vez en cuando esa que nos desagrada, asistir a espectáculos teatrales para adultos y también para niños, ver exposiciones de arte aunque consideremos que lo expuesto no es arte, leer libros con y sin ilustraciones, abrir los ojos para desentrañar el mensaje que puede estar detrás de un grafiti, cualquier manifestación humana que nos lleve más allá de la rutina productiva al servicio del sistema, indudablemente nos puede ayudar a que de nuestras cabezas pero sobre todo de nuestro espíritu, emane un rayo luminoso que pueda guiar el camino creativo, tanto el propio como el de otros.
Somos inspiración pura a la espera de que nuestra voluntad se materialice en acción.
Somos los responsables de que la dulce espera no se eternice en el tiempo sin que vea la luz. Podemos inducir ese parto y asistir al más maravilloso de los momentos de nuestras vidas; el alumbramiento de nuestras ideas materializadas en nueva realidad.
La inspiración está detrás del velo de nuestra indiferencia. Ni las musas, ni un ser superior todo poderoso pueden hacer el trabajo que solo nosotros podemos.
Romper la inercia del estatismo creativo puede ser lo más difícil pero nunca imposible.
¡Vamos que se puede!
¡A crear, a crear, que el mundo se va a acabar!

Contáctenos

Teléfonos de contacto:
+57 (2) 2 37 20 12
+57 315 542 73 66

Dirección:
Calle 4 No. 6-57 Buga - Valle del Cauca - Colombia

E Mail:
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.