Pangea

Escrito por Patricio Sancha el . Publicado en Columnas
Imprimir

Pangea, el supercontinente que existió hace unos 300 millones de años y que comenzó a fracturarse hace unos 200 millones de años para dar origen a los diferentes continentes que hoy forman el planeta tierra, parece estar repitiéndose gracias a la tecnología digital contemporánea.
Si bien es cierto las fronteras geográficas de los océanos siguen estando ahí para separar las masas de tierra, la revolución informática de la cual somos participes y su difundida internet gracias al inicio de cualquier ciber navegación con las tres inocentes letritas, www (world, wide, web) está reduciendo la vastedad de nuestro planeta a un pequeño pueblito.
Las conspiraciones y su herramienta clásica, la manipulación de la información, parecen estar más presentes que nunca. Tenemos todo el mundo, el bueno y el malo, al alcance de nuestros pulgares.
Aparentemente nada ni nadie está a más de 5 clicks de alguien o algo, transformando a nuestro mundo en una pequeña aldea digital con esclavos subyugados a la todo poderosa tecnología cuya mayor falacia es que se ha desarrollado para liberarnos.
Si descartamos la política como un factor capaz de condicionar el actuar, hoy en día pareciera ser que las fronteras son aquellas barreras auto impuestas.
Desde siempre el juego ha cumplido una función mucho más allá que el de la mera entretención. Incluso en nuestros días quienes consideren el fútbol como un mero divertimento, fácilmente creerán en la existencia de Santa Claus o el ratoncito de los dientes.
Todos hemos visto a nuestros niños jugar complejos juegos digitales en equipo donde los integrantes de esos equipos pueden ser perfectamente, habitantes de latitudes diferentes, incluso de idiomas y costumbres diferentes, y gracias al juego digital las fronteras clásicas no existen, siendo necesario como pasaporte sólo la voluntad lúdica de participar.
¿Bueno o malo?
Como todo en la vida, al respecto no puede existir el juicio único.
Habrá quienes piensen que por fin existe la herramienta capaz de borrar las diferencias entre los hombres y hacer de la raza humana un grupo homogéneo donde todos tendrían las mismas oportunidades basadas en las capacidades y no en la cuna.
Otros dirían que esto es una utopía pues la tecnología es un privilegio reservado sólo para un mínimo porcentaje de la población mundial y lo único que hace es aumentar la brecha entre grupos humanos. La manoseada carrera digital siempre la ganarán quienes comenzaron a correr primero.
También habrá quienes piensen que la riqueza de la humanidad está en sus diferencias y no en su homogeneidad por lo que esta supuesta unificación digital sólo empobrecería la múlti culturalidad existente.
Lo cierto es que cada uno debe formarse su propia opinión. La tecnología llegó para quedarse e independiente del perjuicio o beneficio que haya aportado a las relaciones humanas, tenemos el deber irrenunciable de hacer el mejor uso posible de ella.
Aunque la vida no sea un juego, jugándola se vive menor.
¡A jugar entonces cliqueando a diestra y siniestra en esta pequeña Pangea llamada tierra, regida hoy por las tres w!

Contáctenos

Teléfonos de contacto:
+57 (2) 2 37 20 12
+57 315 542 73 66

Dirección:
Calle 4 No. 6-57 Buga - Valle del Cauca - Colombia

E Mail:
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.