La experiencia de Buga

Escrito por Gabriel Huentemil el . Publicado en Columnas
Imprimir

Desde hace ya 29 años que en Buga, Colombia, se realiza una reunión internacional en torno a la palabra y su uso para crear otras realidades. Su nombre: Encuentro de Contadores de Historias y Leyendas.
A pesar de saber de su existencia desde algún tiempo solo este año me sentí lo suficientemente preparado para postular. La verdad es que la intención quedó en eso, si bien envié un video su calidad no era de las mejores y pensé que no me seleccionarían. Sorpresa grande me llevé cuando fui incluido entre los invitados de este año.
Un poco de ansiedad, un poco de nervios, algo de presión tenía de ir a contar representando a Chile en una cita donde habría exponentes de Argentina, Brasil, Costa Rica, España, Islas Canarias, México y el país anfitrión; Colombia.
Comprar pasajes, preparar el repertorio, elegir el guitarrón a llevar y muchas otras peripecias tuvieron lugar antes de arribar a Cali.
Hasta que finalmente las cosas se dieron y llegué allí cansado luego de una viaje muy largo en avión.
A los pocos minutos supe que sería un evento especial, y así fue. En cuanto puse un pie en el hotel me di cuenta de lo especial que era la gente que allí se había reunido. Cada quien con una historia de vida y mil historias por contar, un desfile de recursos escénicos y un profesionalismo a toda prueba. Todos muy humildes y con muchas ganas de compartir y también de recibir lo que otros pudieran ofrecer.
El ambiente de hermandad, complicidad, en fin, de familia; se hacía presente cada momento entre cantos, mates, arepas, cafés, cuentos, cigarrillos, paseos, poemas y tantas otras cosas.
¿Qué tiene de especial dicho encuentro? Muchas cosas. Primero: no se trata de un evento competitivo y está muy lejos de serlo. Se privilegia el ambiente de armonía y la buena convivencia de los participantes. Hay lugar para todos. Segundo: no hay dinero involucrado en su organización ni como premio a los invitados. Tercero: se realiza en una ciudad hermosa, con gente amistosa y cercana. Cuarto: lleva mucho tiempo haciéndose, por lo que tiene un sello propio y particular muy humano.
Y podría seguir mencionando cosas, pero las palabras, que muy poderosas son, a veces son una herramienta de descripción muy pobre, sobre todo cuando a emociones se refiere.
Sin duda un privilegio (quizá no muy merecido) el haber sido parte de algo tan intenso y bello. Una experiencia inigualable, para alguien tan crítico como lo soy yo.
Ya en mis tierras y aún digiriendo todo lo vivido debo dar gracias, muchas gracias a la organización, a los lugareños, a los demás narradores y a mí mismo también, ¿Por qué no? Gracias a mí mismo por haber tenido la valentía y el empuje para llegar allá y haber contribuido en parte a esa hermosa atmósfera que se formó.
Me prometo que haré lo posible por volver, más grande en espíritu y en energía, estoy seguro que el Gabriel que vaya de visita a Buga por segunda vez no será el mismo que es hoy, así como también noto que el que volvió de allá es uno muy distante al que salió del aeropuerto a fines de Septiembre de este año.
Más y más gracias y ¡Que viva Buga!

Buga, Buga;
Buga, Buga… (cántese con la melodía de la Cucaracha). 

Contáctenos

Teléfonos de contacto:
+57 (2) 2 37 20 12
+57 315 542 73 66

Dirección:
Calle 4 No. 6-57 Buga - Valle del Cauca - Colombia

E Mail:
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.