Bebé que no llora no mama

Escrito por Patricio Sancha el . Publicado en Columnas
Imprimir

¿Podrá existir algo más irritante que el llanto de un bebé a medianoche?
¡Si! El llanto de un bebé a las 4:00 de la mañana.
La siempre sabia madre naturaleza le dio la más eficaz de las armas de supervivencia al más débil de los seres abriéndose paso en la vida. El instinto actúa de manera eficiente, tanto el del bebé como el de sus padres para lograr un mejor estatus de confort.
Sin otra herramienta de comunicación vital más que su llanto, el bebé lo logra. Logra transformar el comportamiento de los adultos, ya sea el de su madre que por amor lo amamantará, ya sea el de un extraño que por evitar el desagrado del llanto, algo hará tratando de calmarlo.
¿Si el, en su precaria condición, logra sobrevivir, crecer y desarrollarse, por qué muchos adultos sólo parecemos vegetar en la vida sin ir a ningún lado?
¿Será que gradualmente vamos perdido esa capacidad de comunicación efectiva o será que tal vez nos reprimidos para no llorar?
¿Será que con el paso del tiempo, a pesar de desarrollar múltiples habilidades de todo tipo, vamos perdiendo nuestras habilidades comunicativas sociales?
Es difícil imaginarse a un adulto llorando por la vida para obtener resultados acorde a sus expectativas pero es evidente que la comunicación es más que solo llorar.
Es indudable que sea cual sea el proyecto en el que nos embarquemos, necesitaremos más que sólo el esfuerzo personal. Nosotros mismos somos la pieza clave pero un rey solitario en el tablero de ajedrez es muy poco lo que puede hacer. Necesitaremos la ayuda de otros, necesitaremos materiales de todo tipo, necesitaremos recursos económicos, necesitaremos más que sólo la voluntad de hacer.
Encontrar la forma de lograr nuestros objetivos puede no ser fácil pero nunca será imposible.
Antes de embarcarnos en ese maravilloso viaje de la incertidumbre creativa, creo indispensable tener alguna idea de hacia dónde queremos ir aunque durante el recorrido se abran otras posibilidades y nos desviemos del objetivo original.
Malamente podré convencer a alguien si yo mismo no estoy convencido por la vaguedad de mi idea. Mientras más creamos en nuestro proyecto más fácil nos será convencer a otros, y para eso el trabajo previo de reflexión es indispensable.
Por supuesto siempre existirá la alternativa de ponerse de cabeza a crear sin saber el que pero creo firmemente que la reflexión previa puede disminuir el sufrimiento inherente a todo proceso creativo.
Quizás en algún minuto de desesperación nos baje un impulso irrefrenable por llorar. Hagámoslo siempre y cuando no sea un llanto inmovilizador sino ese capaz de lavar nuestros pesares para de comenzar con energía renovada.
En más de alguna religión y puede que dicho con otras palabras, existen las ideas de "Buscad y encontraréis, pedid y os darán, tocad y os abrirán.
No es más que salirse de uno mismo y buscar asertivamente para encontrar los medios que nos permitan llegar a un resultado.
A llorar se ha dicho aunque no necesario diariamente sea con gritos y lágrimas.

 

Contáctenos

Teléfonos de contacto:
+57 (2) 2 37 20 12
+57 315 542 73 66

Dirección:
Calle 4 No. 6-57 Buga - Valle del Cauca - Colombia

E Mail:
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.