Historias de amor

Escrito por Gabriel Huentemil el . Publicado en Columnas
Imprimir

¿Qué tendrá de especial el amor? Incluso antes de saborearlo o teniendo nociones muy básicas sobre este concepto, todo mundo aspira a él…
Historias de amor hay por todas partes, las hay buenas y malas, tristes y felices, inolvidables o para el olvido. Sea como sea, se caracterizan por una intensidad pocas veces igualada.
No lo voy a negar, he tenido muchas historias de amor. Me las tomo en serio, como si el Universo se acabara el día de mañana. Disfruto a flor de piel el amor y lo sufro con toda el alma cuando acaba.
Y cuando acaba el amor, empieza el rigor.
El amor es una historia que, si bien es biográfica, rara vez es construida por un individuo aislado. Eso es lo que tiene de hermoso, eso es lo que tiene de especial.
Por eso también es que las percepciones de los hechos que le dieron lugar, o bien muerte, son tan difíciles de unificar. Cada quien las vive desde su emocionar particular, les da un significado nuevo en la medida que va madurando, viviendo nuevas cosas y, especialmente, deja de estar bajo la influencia que el mismo amor ejerce en como vemos el mundo.
El mundo es uno para todos, pero todos lo vemos de prismas distintos. Cuando estamos en pareja damos y recibimos, por lo que esta asociación bien podría ser un ente distinto a sus componentes. 1+1, no siempre son dos.
Me gustaría leer alguna historia o cuento que justamente sea construido así, en conjunto y en la búsqueda de proyectos y objetivos comunes.
Desde niños recibimos historias desde el mundo adulto en las que el protagonista debe luchar en solitario contra un entorno que opondrá resistencia férrea ante sus pretensiones. Recibiendo ayuda, claro, pero solo en pasajes específicos del guión.
En el caso de ser la lucha por conseguir el amor tan anhelado el fin, es eso y nada más. “Y fueron felices para siempre”.
Bueno, imagínate tú como fueron felices, pero fueron felices.
¿Y jamás discutieron?, ¿Acordaron de inmediato si iban o no a tener hijos?, ¿La comuna donde iban a vivir?, ¿Casa o departamento?, ¿Perro o gato?, ¿Ambos trabajarían?, ¿El Príncipe jamás engordó?, ¿La Princesa nunca tomó vacaciones en casa de su madre? Fueron felices, punto final.
¿Y de ahí para adelante?
Algo de especial tiene el amor, del que se habla tanto y se sabe tan poco.
Mucho he leído en mi corta vida, pero por más libros que he devorado no he encontrado muchos consejos acerca de cómo mantener el amor ante la rutina.
En que hacer cuando la relación fallece y debemos guardar luto como ante un pariente que deja de estar entre los vivos.
Poco se sabe de cómo hacer para reconocer un amor verdadero más allá de los fuegos de artificio iniciales que causan tanta confusión.
¿Es el amor un fin en sí mismo?
¿Qué podemos aprender de una historia de amor que hayamos tenido?
¿Cambiamos después de haber conocido el amor verdadero?
Concluyo esta columna, con más incertidumbres que respuestas.

Contáctenos

Teléfonos de contacto:
+57 (2) 2 37 20 12
+57 315 542 73 66

Dirección:
Calle 4 No. 6-57 Buga - Valle del Cauca - Colombia

E Mail:
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.