Seminario

Escrito por Gabriel Huentemil el . Publicado en Columnas
Imprimir

A la fecha he sabido de varios seminarios sobre folclor y he visitado algunos pocos. Orientados a actores, orientados a cuenta cuentos, orientado a músicos, orientados a un cuanto hay. Considero que está bien hacer dichas clasificaciones previas, pues, de acuerdo al interés de cada uno se supone un grado de profundidad distinto y una metodología de enseñanza diferente.
No obstante, al parecer el nombre que reciben estos seminarios y talleres poco tiene que ver con eso. Se usa casi exclusivamente como un filtro para vender un producto a una población u otra. Y es que la décima, el canto campesino, la poesía popular están muy de moda y, por lo tanto, son productos que suscitan interés en una población ávida de conocerlos y estudiarlos.
Lamentablemente no he encontrado uno solo de ellos que sea realizado con criterio, con la salvedad de aquéllos realizados por verdaderos cultores. (Destacables son en este sentido los que llevan a cabo personajes como la familia Madariaga, Domingo Pontigo, Alfonso Rubio, Pedro Yáñez y otras figuras consolidadas del canto campesino).
¿Por qué esta levedad al enseñar generalizada? Punto uno, parece que a los monitores les interesa el dinero y el prestigio más que una buena enseñanza. Punto dos, a los educandos parece interesarles más la certificación de los contenidos y poder ponerlos a futuro en su currículum vitae más que aprender a hacer una copla como es debido.
Punto tres, a nadie parece importar la calidad. La gente que hace estos talleres bien, no tiene el tiempo de corregir a quienes no son sus alumnos y tampoco corresponde; por otro lado, quienes hacen mal sus cursos están impedidos de hacerlos bien porque en realidad no saben del área. He hecho el ejercicio de preguntar a las personas que dicen saber de algo sin en realidad saberlo, generando un daño irreversible al folclor, de preguntarles donde aprendieron. Respuesta unánime: De un libro o de un disco.
Caldo de cultivo de charlatanes.
Criterio ante todo, la cueca, el canto a lo poeta, el toquío de un guitarrón y las filosofías que conlleva la práctica de estas expresiones culturales se deben aprender de un maestro. Si alguien llega a enseñar algo de lo que no sabe y, además, se niega a recibir ayuda y consejo, eso habla de una persona con un espíritu conflictuado por el ego, carente de respeto a la verdadera tradición y con sentido común bastante escaso.
¿Resultados? Alumnos pedantes que creen saberlo todo y ven la cultura popular como algo trivial. “Es fácil -dicen- yo aprendí a hacer décimas en una semana en el taller de fulano”. Y vaya Ud. a hacerles sugerencias o contarles como son los protocolos de los cantores de antigua ley pasada, o le abofetean con argumentos que no van al caso, lo tildan de tonto grave, o lisa y llanamente no entienden palabra por tener los oídos clausurados.
Basta ver y escuchar resultados, cuecas sin métrica interpretadas en un tono musical que no corresponde al que debiera ser cantada para una buena interpretación, décimas con rimas en diminutivo y los golpes rítmicos mal medidos. A veces he escuchado décimas de nueve líneas, ¿Increíble, no? Y eso sin profundizar mucho en detalles musicales y de estilo.
He visto personas que se plantan ante el desafío de recitar o referir versos de Doña Violeta Parra que están en la memoria colectiva de todo poeta popular y simplemente cambian palabras, pierden el hilo y modifican el sentido del verso, sin respetar métricas ni nada. Lo más triste es que no respetan a su autora…
Estas cosas simplemente, NO SE DEBEN HACER.
Me consta que estas cosas no pasan en otros países. Me consta que en otras latitudes hay trabajo detrás y nadie se preocupa de los laureles, por el contrario, no hay poesía vana y sin contenido, no se hace mal al folclor porque el folclor se hace bien.

Contáctenos

Teléfonos de contacto:
+57 (2) 2 37 20 12
+57 315 542 73 66

Dirección:
Calle 4 No. 6-57 Buga - Valle del Cauca - Colombia

E Mail:
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.