Máximo cambio

Escrito por Patricio Sancha el . Publicado en Columnas
Imprimir

No estoy seguro de si la pluma de Cervantes se hubiese podido adaptar muy facilmente a la forma contemporánea de comunicación escrita usada sobre todo por los jovenes en las plataformas sociales.
El docto lenguaje de diccionario está siendo arrasado por recursos capaces de ahorrar letras y por lo tanto, tiempo. La h está en vías de extinción; si no se pronuncia ¿para que escribirla? La x remplaza a la combinación ch, la k a las sílabas que, qui, ca... y como guinda de la torta, los emoticones en la punta del pulgar, remplazan palabras y sentimientos.
Los molinos de viento si son gigantes y estan ganando la batalla.
Los grupos de chat son gallineros sin gallo que imponga un orden, donde todas las gallinas cacarean al mismo tiempo y sin tener el entrenamiento necesario se hace muy difícil seguir el hilo de alguna de las conversaciones cruzadas.
Ni hablar del hiper texto que terminó con esa linealidad clásica de un escrito; introducción, desarrollo, conclusiones, para transformarse en una sucesión de saltos esquizofrénicos, incluso entre diferentes áreas de interés.
Y aquí es donde surge la pregunta obligada respecto a la comunicación de un mensaje ¿Forma o fondo? ¿Contenedor o contenido?
Los más ortodoxos por supuesto defenderán la gran riqueza del lenguaje mientras los jóvenes desprejuiciados preferirán seguir cambiando el mundo con su lenguaje desde siempre deslenguado, anti sistémico, directo y cada vez mas resumido. Mal que mal, si alguna vez se fue joven y no se quiso cambiar el mundo, nunca se fue joven.
¿Es más importante la forma en que se transmite un mensaje o el asegurarse que ese mensaje sea comprendido por el destinatario?
Cada uno tendrá su respetable opinión y sabrá defenderla con una argumentación adecuada a sus intereses.
Algunos narradores usan correctamente el lenguaje pero no logran captar la atención del público y otros usando un lenguaje poco académico pero no necesariamente grosero, cautivan a la audiencia.
Alguna vez me impresionó un narrador contando tres cuentos al mismo tiempo, sin ninguna conexión entre ellos y pasando de uno a otro de manera aparentemente antojadiza.
Por supuesto este desorden generó en el público un rechazo inmediato.
No, nada más alejado de la verdad.
Los oyentes comprendieron rapidamente el desafio y entusiasmados hicieron esfuerzos tratando de resolver la maraña de historias inconexas hacia el final, por supuesto el narrador tuvo cuidado de que todos los asistentes comprendieran.
La única constante de la humanidad ha sido, es ymsera su cambio perpetuo.
Es tranquilizador pisar sobre terreno conocido pero infinitamente superior el desafio inquietante de adaptar el andar a nuevos caminos completamente desconocidos.
Estamos viviendo una revolución en la forma de comunicarse y en vez de combatirla desde una trinchera sin mucho futuro, quizás es mejor tratar de encontrar la manera de insertarjos en este nuevo mundo sin olvidar que el lenguaje esta vivo y en constante cambio.
Puede que Cervantes no se hubiese adaptado pero sin duda Don Quijote hubiese pedido a Sancho:
-¡SANXO AORA A KMNAR MXO Y SN RMBO PRA DSCUBRIR NVOS KMINOS!

Contáctenos

Teléfonos de contacto:
+57 (2) 2 37 20 12
+57 315 542 73 66

Dirección:
Calle 4 No. 6-57 Buga - Valle del Cauca - Colombia

E Mail:
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.