Simce

Escrito por Gabriel Huentemil el . Publicado en Columnas
Imprimir

El sistema nacional de evaluación de resultados nació, como idea, el año 1968 al aplicarse por primera vez una medición de logros académicos a nivel país. Ya en el año 1982 se instauró el sistema PER, (Programa de Evaluación del Rendimiento escolar). En 1985 se desarrolló el Sistema de Evaluación de la Calidad de la Educación, que se orientó a hacer un diagnóstico de la realidad docente en pos de elevar en nivel de la calidad educativa, haciendo explícitos los objetivos de aprendizaje considerados trascendentes para el Ministerio de Educación.
Solo en 1988 se crea el SIMCE como tal, evaluación externa cuyo objetivo es otorgar información a todos los roles interactuantes del sistema educacional chileno, contribuyendo a mejorar el proceso académico del aula con equidad y acceso a igualdad de oportunidades. Además busca recabar información sobre los apoderados, profesores, estudiantes mediante cuestionarios que buscan indagar sobre información relevante para dar contexto y directrices más profundas a la interpretación de los resultados obtenidos.
Así se ha ido llegando a lo que es hoy el SIMCE que, como todo sistema que se implementa en el país, ha sido importado desde otros países y realidades para poco a poco adaptarse a nuestra realidad, ya sea por la razón, o por la fuerza.
Siendo un sistema de evaluación es obvio que debe medir algo, Ud. se estará preguntando ¿Qué?
“Los resultados de las pruebas SIMCE aportan información clave para que cada comunidad educativa reflexione sobre los aprendizajes alcanzados por sus estudiantes e identifique desafíos y fortalezas que contribuyan a la elaboración o reformulación de estrategias de enseñanza orientadas a mejorar los aprendizajes”, según agenciaeducacion.cl
Estamos de acuerdo en que toda información recabada por una investigación, medición o evaluación puede ser servir para optimizar procesos y mejorar los resultados. Eso, sabiendo que es lo que se está evaluando, entonces ¿Qué mide el SIMCE?
En la misma página citada podemos encontrar una pestaña que dice ¿Para qué se usa el Simce? Junto con una obviedad: “La evaluación es una herramienta que busca movilizar acciones de mejora”, lo que nada define, se integran tres puntos.
1. Observar la trayectoria en el tiempo de los resultados de aprendizaje, realizar las comparaciones sugeridas en los informes de resultados y trabajar con los estándares de aprendizaje.
2. Relacionar los resultados con sus evaluaciones de aula e identificar los diferentes ritmos de aprendizaje y metodologías.
3. Identificar y enfocarse en los factores internos al establecimientos que podrían modificarse para mejorar los resultados.
¿Pero qué mide?
Según el Ministerio el SIMCE mide Lenguaje y Comunicación (Comprensión lectora y escritura); Matemática; Ciencias Naturales; Historia, Geografía y Ciencias Sociales e Inglés y se aplica a los niveles de segundo, cuarto, sexto y octavo básico, como también a segundo y tercero medio.
Nuevamente, ¿Qué mide? No queda claro, para nada. Se habla de un resultado de medición sin saber que proceso está implicado detrás de ese resultado. No hay nociones de que resultado es bueno y cual no.
Este año la prueba ha arrojado números para nada alentadores… Claro, el segmento social alto arrojó índices de comprensión lectora muy bajos y, de forma preocupante, muy cercanos a los del segmento social menos aventajado (Me resulta curioso que si se quiere igualdad, hayan alarmas cuando se obtiene, aún cuando los logros sean bajos).
Los varones parecen tener un interés casi nulo en la lectura y escasos niveles de comprensión, en una tendencia que viene en baja constante desde el año 2012.
Cuando a las autoridades se les pregunta si existe alguna idea del porque suceden estos fenómenos solo responden a nivel de hipótesis, meramente especulativas, cuando se supone que el SIMCE debiera generar insumos para poder hacer conclusiones poderosas. Muy por el contrario, ministros, subsecretarias y profesores establecen que se necesitan más estudios para poder corroborar el quid de estas cifras.
Se celebra, por otro lado, el alza de puntajes en Matemáticas y la obtención de resultados homogéneos entre ambos géneros. “Alza de 12 puntos” ¿12 puntos de qué?
Preguntas quedan, y muchas…
¿Sirve para algo el SIMCE?
¿Proceso educativo o resultado?
¿Cómo podemos hablar de equidad de oportunidades si cada vez que se aplica el SIMCE las escuelas de menos recursos obtienen puntajes más bajos?
¿Una mejora en los índices del SIMCE implica una mejor enseñanza?
¿Mejora efectivamente el SIMCE los procesos educativos?, ¿Cómo?, ¿Por qué?

Contáctenos

Teléfonos de contacto:
+57 (2) 2 37 20 12
+57 315 542 73 66

Dirección:
Calle 4 No. 6-57 Buga - Valle del Cauca - Colombia

E Mail:
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.