Bebé que no llora no mama

Escrito por Patricio Sancha el . Publicado en Columnas
Imprimir

¿Podrá existir algo más agresivo para los nervios que el destemplado llanto de un bebé a medianoche?
¡Sí!
El mismo llanto del bebé pero a las 4:00 de la mañana y sobre todo si el llanto se ha prolongado por un tiempo insoportable.
La siempre sabia madre naturaleza le dio la más poderosa de las armas de supervivencia al más débil abriéndose paso en la vida. El instinto actúa, tanto el del bebé como el de quien esté con él para lograr la continuidad de la especie.
Puede que suene como una opinión demasiado biológica porque la variable del amor ni siquiera la consideré pero los reto a vivir la experiencia. Es peor que la consabida gotera capaz de provocar un insomnio.
Sin otra herramienta de comunicación vital más que su llanto, el bebé lo logra. Logra transformar el comportamiento de los adultos, ya sea el de su madre que lo amamantará confiada en que eso calmará a su hijo, ya sea el de un extraño que por evitar el desagrado del llanto, terminará por hacer cualquier cosa con tal de calmar al bebé.
¿Si el, en su precaria condición, logra sobrevivir, crecer y desarrollarse valiéndose aunque sea de manera instintiva de un acto comunicativo tan básico, por qué muchos adultos sólo parecemos vegetar en la vida sin ir a ningún lado? ¿Por qué no somos capaces de transmitir de manera efectiva aquello que pensamos, sentimos o deseamos?
¿Será que gradualmente vamos perdido esa capacidad de comunicación efectiva para lograr nuestros objetivos, llegando al extremo que nos avergüenza llorar dejando en evidencia nuestras debilidades?
¿Será que con el paso del tiempo, a pesar de desarrollar múltiples habilidades de todo tipo, vamos perdiendo nuestras habilidades básicas de comunicación social?
Es difícil imaginarse a un adulto llorando por la vida para obtener resultados acorde a sus expectativas pero la comunicación efectiva es más que solo llorar.
Mateo 7: Pedid y se os dará, buscad y hallareis, llamad y se os abrirá.
Sin que tenga una connotación evangelizadora y tomando la biblia como un referente filosófico, en esta frase, creo se encuentra la maravilla del acto comunicativo.
Pedid y se os dará. No necesariamente tenemos que pedirle milagros a la divinidad. Pedir consejo a alguien con mayor experiencia, ayuda a un amigo, consejo a la familia, incluso si creemos en nuestro proyecto por qué no pedir auspicio a una empresa para sacarlo adelante. Si tenemos confianza en nuestras ideas pero por sobre todo si creemos en nosotros mismos, seremos capaces de esa confianza de triunfo, transmitirla y recibir aquello que pedimos.
Buscad y hallareis. Buscar en el más amplio sentido significa ampliar nuestro nivel de conocimiento para utilizarlo en la materialización de nuestros proyectos. Y qué mejor que la comunicación para ir ampliando nuestros horizontes.
Llamad y se os abrirá. Una buena comunicación es capaz de abrir todas las puertas, incluso aquellas que no imaginamos. La buena oratoria le ha facilitado a más de alguno el llegar ahí donde se lo propuso.
Cultivar la buena comunicación no solo es tarea de quienes la usan como herramienta propia de su experticia para mejorar las relaciones humanas, sino de todos nosotros.
Si lo hacemos bien, podremos mamar fácilmente sin necesidad de llorar.

Contáctenos

Teléfonos de contacto:
+57 (2) 2 37 20 12
+57 315 542 73 66

Dirección:
Calle 4 No. 6-57 Buga - Valle del Cauca - Colombia

E Mail:
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.