Más vale tarde que nunca

Escrito por Gabriel Huentemil el . Publicado en Columnas
Imprimir

La mañana del Sábado recién pasado, falleció Don Luis Cereceda, más conocido en el mundo artístico como Ángel Parra. De 73 años cumplidos, dejó de existir debido a una falla multisistémica producida por la lucha que sostuvo durante tres años contra el cáncer al pulmón. Su deceso tuvo lugar en el Hospital D’Antony, París, Francia.
Siendo hijo de Violeta Parra y recibiendo la influencia de múltiples viajes en conjunto cuyo objetivo era la recopilación de música de raíz en todos los rincones del país, su legado es una vasta colección de canciones que se enmarcan en el folclore latinoamericano y chileno. No podría ser de otra forma.
Es indiscutible su influencia como artista, creador e intérprete, su discografía se compone de un enorme número de obras, reversionadas muchas veces y que han inspirado a sus colegas en tantas otras. Recibió el año 2004, junto a su hermana Isabel, la distinción como “Figura fundamental de la música chilena”.
Su partida me ha hecho reflexionar, al igual que lo hago cada vez que sucede cuando se va un ser humano de su envergadura.
Mientras escuchaba esta impactante y triste noticia lo primero que se me vino a la cabeza es que hay que consolidar proyectos e ideas, nunca se sabe en que momento nos visitará “La Pelá”.
De camino a ensayo de orquesta con mis alumnos trataba de recordar el momento exacto en que le escuché por primera vez, algunas palabras muy breves que algún día me dijera en una fugaz encuentro que tuvimos, intentaba evocar el disco de su autoría que más me había tocado.
Pensé todas y cada cosa que uno piensa cuando necesita despedirse de alguien que ha sido importante para uno, estuve distraído durante un par de horas. Cada tanto mi pensamiento se dedicaba a rumear ideas.
Hasta ahí todo bien.
Lamentablemente, se me ocurrió revisar mi teléfono y con ello las redes sociales. La sensación de disgusto fue inmediata, a la vez que indefinida. Canciones compartidas a velocidad demencial, “homenajes”, personajes pidiendo “likes” para enviárselos (ni idea de cómo ni donde) fotos del cantor o con el cantor, palabras de buena crianza, una biografía publicada con el objetivo de mostrar erudición y claramente copiada de algún sitio de internet (muchas veces con datos imprecisos o definitivamente erróneos), parloteo soso y otras muchas formas de vanidad.
Cosas que serían esperables de alguien alejado del arte y, por tanto, no siempre conectado con la sensibilidad humana que se requiere para crear, para jugar al alquimista con la palabra, los acordes y la voz. Más disgusto me dio cuando noté que personas que compartieran escenario y grabaciones en común con el malogrado Parra usaban su muerte como excusa para hacer publicidad a su propio trabajo. Cínico, de pésimo gusto y arribista.
Nuevamente me incomodé pensando en cuan poco valoramos a nuestros héroes, en la escasa o nula atención que dirigimos a su persona y obra cuando están en vida, a la falta de homenajes cuando es tiempo de darlos; mientras a quien van dirigidos está vivo aún. En lo fácil que es auto denominarse fanático de tal o cual, aún sin conocer nada más que su nombre y colgarse de la noticia o la moda. En la poca vergüenza que hay para tratar a un ser humano, fallecido por cierto, como una cosa y colgarse de su genio y fama.
No quiero ponerme, bajo ninguna circunstancia, a la altura de Don Ángel Parra. Es único, irrepetible (y nuestro), no quiero que se malentienda mi reflexión; pero cuando me muera no quiero que Ud., ni nadie, comparta mi música, mis cuentos, mis poemas, mis versos ni nada que tenga que ver conmigo, si no se acercó a mi obra por genuino y sentido interés o curiosidad, en fin, si sus entrañas no le sugirieron aquello. No llene tampoco su boca con falsos adjetivos, ni alabanzas de veracidad cuestionable.
Y respecto a los homenajes, a veces es mejor un nunca que un tarde forzado y oportunista.

Contáctenos

Teléfonos de contacto:
+57 (2) 2 37 20 12
+57 315 542 73 66

Dirección:
Calle 4 No. 6-57 Buga - Valle del Cauca - Colombia

E Mail:
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.