Cara y sello

Escrito por Patricio Sancha el . Publicado en Columnas
Imprimir

Hace pocos días, al ver un programa matinal por la televisión pude culturizarme sobre la realidad nacional contemporánea, no muy alejada de lo que vive el mundo a diario.
Nota número 1; encuentran partes del cuerpo descuartizado de una mujer. El examen de ADN revelaría que se trata de una joven profesional desaparecida hace cerca de un mes.
Sin siquiera existir una tanda comercial intermedia para hacer una transición, continúa la programación;
Nota número 2; producto de las últimas lluvias, el río XX vio aumentado su caudal en más de 50 veces. En las imágenes podemos apreciar como un anónimo hombre se arroja a las torrentosas aguas para salvar la vida de un perro.
¿?
Separadas por escasos segundos y a las 10 de la mañana, las 2 notas de prensa descaradamente nos exhibían lo peor y lo mejor del ser humano; no solo la sinrazón del asesinato sino además el descuartizamiento de la víctima en un burdo intento de hacer desaparecer la evidencia y por otro lado una expresión compasiva de un hombre arriesgando su vida por salvar a un animal desvalido.
¿?
¿Estamos todos locos?
¿Hemos perdido nuestra humanidad?
Creo que debemos aclarar que para ser inhumano primero se debe ser humano y sin duda siempre hemos tenido en nuestro ser las 2 caras de la moneda.
Cuando los guerreros medievales ponían sus escaleras para subir por los muros del castillo asediado, recibían una ducha de aceite hirviendo, que inhumano.
Hoy en día, para no ensuciarse las manos con aceite difícil de limpiar, desde una oficina climatizada se usan drones para matar a decenas de soldados y civiles anónimos sin siquiera escuchar sus gritos, que inhumano.
Quizás la envolvente ha cambiado al irse sofisticando gracias a la tecnología pero el contenido sigue siendo el mismo.
Dentro de todos y cada uno de nosotros existe un ángel bueno y un ángel malo conviviendo en constante pugna por aplastar el uno al otro.
De entre todas las especies vivientes solo el ser humano es capaz de cuestionarse sobre su actuar en base a lo que hemos denominado valores positivos.
Todos somos piadosos y crueles, avaros y generosos, exhibicionistas y recatados, masoquistas y sádicos…
¿Cómo lograr entonces controlar nuestro lado obscuro y potenciar el luminoso?
Cualquiera sea la expresión artística en la que pensemos, en mayor o menor medida apela a nuestros sentimientos, nos hace conectarnos con la sensibilidad más pura, tanto la propia como la de nuestro entorno, nos saca del encierro en nosotros mismos y nos conecta con el sentir universal.
Descartando patologías sociales que siempre han existido, existen y seguirán existiendo, crear música o simplemente escucharla, dibujar, pintar o solo mirar un juego de colores bajo la luz, bailar u observar el cuerpo en movimiento, escribir los sentimientos o escuchar con el corazón, solo puede traernos ventajas en nuestro grado de humanidad, la buena.
Aunque nunca lograremos ser ángeles y cada vez más seguido sepamos de algunos que se han transformado en demonios, con un poco de suerte a nuestro favor lograremos al menos parar la moneda en el canto y ser todo lo humanos positivos que potencialmente podemos ser.

Contáctenos

Teléfonos de contacto:
+57 (2) 2 37 20 12
+57 315 542 73 66

Dirección:
Calle 4 No. 6-57 Buga - Valle del Cauca - Colombia

E Mail:
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.