Mundo de papel

Escrito por Patricio Sancha el . Publicado en Columnas
Imprimir

Uhhhhh, sería simplemente maravilloso, me encantaría vivir en un mundo de papel, una gigantesca republica creativa donde el Origami fuese su carta legislativa capaz de dar rienda suelta a la imaginación de todos y cada uno de sus ciudadanos, donde con simples trozos de papeles cuadrados plegados, se pudiesen crear otras realidades, nuevos universos, donde la burocracia actual fuese archivada y no nuestros sueños.
Bueno, si y no, vivimos en un mundo de papel; documentos, certificados, escrituras, memorándums, escritos, demandas, contra demandas... todos documentos muy serios y mientras más serios, más firmas, más sellos y más estampillas.
Los emisores de los certificados y dueños de los sellos sin duda están felices por tener con que justificar su trabajo. Los únicos en sufrir son los bosques arrasados para obtener la celulosa que debe soportar sobre su lomo tanta seriedad junta y por supuesto los postulantes a oficialización de sus imprescindibles papeles.
Pero seamos justos, desde los papiros iniciales, el papel ha servido como soporte de burocracia pero también ha contribuido a la expansión de la mente humana como un medio donde plasmar su aspecto lúdico.
¿Cuantos sentimientos, de los buenos y de los malos también, no han quedado graficados para siempre sobre una hoja bajo formas de tinta escrita o dibujada?
Desde los sentimientos más puros y solidarios hasta expresiones de odio irracional, desde declaraciones de guerra a declaraciones de amor, desde manifiestos ideológicos a manifestaciones de estupidez.
El papel lo aguanta todo, incluso estas divagaciones que primero fueron escritas en las esquinas de algunas servilletas.
Actualmente el mundo de papel está siendo reemplazado por los medios digitales.
Mentí, nunca escribí estas divagaciones sobre papel, el tiempo siempre escaso solo me permite usar mi tablet en los traslados.
Esa es la verdad, estamos pasando del papel a las pantallas.
¿Y qué van a hacer los pobres burócratas sin poder usar su poderío de escritorio?
No se preocupan, saben que la tecnología los proveerá de asientos con teclas especiales provistos del legendario poderío del pulgar de Julio Cesar.
En definitiva, aunque los puristas se estén atrincherando, los unos del lado del papel y los otros del lado de los medios informáticos contemporáneos, lo único realmente importante es expresarse con cualquier medio y en cualquier soporte.
No expresar los sentimientos puede terminar en ulcera y la mejor receta para evitar males físicos y/o mentales es liberar a nuestra alma sin necesidad de sellos o estampillas.
Todo inicio es difícil pero vale la pena arriesgarse a hacerlo.
Somos creadores; creemos.
Si no tenemos dedos para el piano, existen alternativas.
Ayudados por cada uno de nuestros sentidos, la tarea puede ser muy fácil.
Música para el oído, escritura para la vista, escultura para el tacto, algunos consideran el cocinar como una expresión de arte y con el olfato no se me ocurre nada pero algo se podrá hacer, al menos está claro que los aromas son capaces de traer a nuestro presente, sentimientos del pasado.
Cuando la inspiración siempre latente nos regale una idea, no olvidemos anotarla en un trozo de papel.

Contáctenos

Teléfonos de contacto:
+57 (2) 2 37 20 12
+57 315 542 73 66

Dirección:
Calle 4 No. 6-57 Buga - Valle del Cauca - Colombia

E Mail:
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.