How the beatles changed the world

Escrito por Gabriel Huentemil el . Publicado en Columnas
Imprimir

Hace algunos días tuve la oportunidad de ver un documental que me ha tenido pensando por varios días. Su nombre: How the Beatles Changed the World (2017).
Su primer atractivo y principal enganche fue justamente eso, su título. Me pareció, aunque se tratara de la banda más influyente de todos los tiempos (según muchos), de todas formas demasiado ambicioso y muy pretencioso. No obstante, le di su oportunidad y me llevé una grata sorpresa.
Mucho se ha escrito del cuarteto de Liverpool y muchos documentos audiovisuales se han dedicado a hablar de su obra, citando testimonios de distintos personajes que convivieron con ellos, que les conocieron de cerca o bien de historiadores, musicólogos y/o críticos que vivieron todo el devenir de la década de los sesenta.
Sin embargo, la mayoría adolece del mismo problema, común a todos los registros de corte biográfico que tienen como protagonista a un artista famoso o de interés público, que es situarlos en categoría de dioses inalcanzables para el resto de la humanidad. Como si su modo de pensar y crear fuera resultado de un milagro irrepetible de difícil explicación.
La cinta dirigida por Tom O´Dell cautiva por enfocarse en el contexto social, cultural y espiritual donde los “Fab Four” se desarrollaron como seres humanos, situándonos en la pobreza de un puerto inglés que buscaba reconstruirse luego de la destrucción en que quedó sumido luego de la segunda guerra mundial como punto de partida. Más tarde aborda la historia familiar y las ambiciones de cada uno de sus integrantes, de sus aspiraciones profesionales, de sus anhelos adolescentes y búsqueda propia de identidad.
Poco a poco, muy hábilmente, nos delinean las características particulares de estos músicos antes de ser profesionales y de como se fueron consolidando al entrar al grupo y madurar progresivamente a medida que iban conociendo el éxito, que cada vez tenía una envergadura mayor. Sus viajes en búsqueda de nuevas fronteras creativas, sonoras y mentales; subiendo cada peldaño desde la seguridad de uno alcanzado con anterioridad, siendo ellos mismos, componiendo su propio material en una búsqueda de inspiración constante.
Y allí radica la principal diferencia con trabajos de este tipo.
No se presenta al grupo con un evento inigualable surgido de la nada, muy por el contrario, se les sitúa como un equipo inteligente de trabajo que estuvo muy atento a las necesidades del público de la época, en un período donde las decisiones eran tomadas exclusivamente por los adultos en toda materia: música, moda, cine, religión, ética y valores; mostrándole al resto de los jóvenes que podían decidir quienes eran dando el ejemplo de ser espontáneos, irreverentes y poco apegados a las normas impuestas; en resumen, siendo sí mismos.
Otro detalle destacable es la mención y testimonio de quienes fueron influencia en el proceso creativo de The Beatles, la inclusión de personajes no necesariamente musicales que ayudaron a que las melodías y acordes surgieran mostrándoles algún libro interesante, enseñándoles de pintura, llevándolos al cine, ayudándoles a conocer el mundo artístico que les rodeaba, es decir, entregándoles material a digerir, a reinterpretar y, en definitiva, crear.
Me resultó muy agradable aquello.
Es una excepción en un género donde la costumbre es citar anécdotas que a la larga se terminan repitiendo o datos de trivia que no tienen demasiado significado en lo profundo.
O´Dell organiza su narrativa de un modo que otorga al espectador una base sólida para viajar cincuenta años en el tiempo y explicarse a sí mismo la Beatlemanía, el fervor de sus fanáticas con gritos, desmayos y amor desorbitado que en el presente parecen ser una exageración; pero, sobre todo, nos aclara el compromiso de la banda con su trabajo, con esa pesquisa inquieta por nuevos límites a romper a punta de astucia y dedicación.
Nos da cuenta de todas las peripecias y vicisitudes que debieron sortear para hacer algo que en el papel parece fácil: hacer lo que nadie antes había hecho.
Y así, me he quedado reflexionando acerca del público, de sus necesidades, de las inquietudes específicas de la sociedad de mi comuna, de mi ciudad, de mi país y del mundo. ¿Cuáles son?, ¿Qué necesitan sea creado para ellos?, ¿Qué cosas nadie se ha atrevido a hacer hasta ahora?, ¿Qué mensaje de aliento precisa su alma?
No es primera columna en que lo afirmo, para ser un artista completo y realizado se requiere de mucho trabajo y sacrificios que nuestra audiencia no siempre imagina, me imagino que para entregar un mensaje a nivel mundial el saldo se incrementa exponencialmente.
Mientras esta fugaz reflexión se asoma recuerdo una cuarteta tradicional de esas muy antiguas y de transmisión oral:

Si el que llega a las alturas
dijera como llegó,
en vez de causar envidia
causaría admiración.
 

Contáctenos

Teléfonos de contacto:
+57 (2) 2 37 20 12
+57 315 542 73 66

Dirección:
Calle 4 No. 6-57 Buga - Valle del Cauca - Colombia

E Mail:
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.