II foro teórico de narración oral en Chile

Escrito por Gabriel Huentemil el . Publicado en Columnas
Imprimir

El pasado Viernes 25 de Mayo tuvo el lugar el II Foro Teórico de Narración Oral en Chile organizado por el Círculo de Narradores Orales de Chile, organización de la que soy socio. Asistí esta vez como espectador solamente, otros desafíos me impidieron escribir alguna ponencia potente, debidamente fundamentada y con un marco teórico bien pulido. Por otra parte, pensé que sería bueno que participaran; ojalá, expositores muy distintos a los que tuvo la primera edición.
El lugar que nos albergó fue la Biblioteca de Santiago, específicamente en su sala de conferencias.
Lo primero que me llamó la atención es que a minutos de comenzar el evento arribaron un gran número de personas de la tercera edad, quienes a luego de sentarse y preguntar algunos detalles hicieron abandono de la sala. Más tarde me enteré de que a la misma hora había, en otra de las salas un evento llamado Abuelos Mediadores. Un triste equivoco, a mi juicio, de parte de la biblioteca; ya que bien podrían haber pospuesto una de las dos actividades y haber beneficiado a ambas.
El primer bloque tuvo por protagonistas a Sandra Aravena (“Cuentería o Cuentacuentos, Es una Arte Escénica?”), Omar Saldivia (“El estado del Arte en la Narración Oral”) y Jaime Poblete (“Breve mirada a la relación actual entre la narración oral escénica y los públicos”); quienes trataron de esbozar una taxonomía de la actividad del narrador, intentaron reflexionar en torno a la formación de audiencias y cavilaron en relación a lo que está ofreciendo el narrador en la actualidad. Me pareció un bloque muy propositivo, con un público participativo y que hizo muy buena recepción de las ideas de los expositores, quienes aportaron mucha teoría. Lamentablemente teoría provista por estudiosos de otros países y tomando como ejemplo a narradores y experiencias no acontecidas en nuestro país, lo que me hizo cuestionar en algún momento que tan aplicables podrían ser las soluciones propuestas para nuestras problemáticas propias. No obstante, muchas de sus meditaciones me resultaron interesantes.
El segundo bloque, de vuelta de almuerzo, era el que en primera instancia me resultaba más atractivo: Narración Oral y Patrimonio. En el expusieron Susana Vásquez (“El largo camino a casa: Rescate de la memoria de tres campamentos en su larga travesía a la casa propia”) y Juan Pablo Vallejos (“El infinito cotidiano. Oralidad, memoria y comunidad”). Mis expectativas prontamente se vieron contrariadas. En primera instancia porque había apenas, dos participantes hablando de patrimonio y porque, a diferencia de la mesa anterior, ambos presentaron su trabajo de forma individual, con escasos puntos de encuentro. Me agradó lo mostrado por Susana, si bien poco replicable y demasiado cualitativo como para ser bien entendido por todo el público, me pareció honesto y sumamente aplicado. Fue una muestra clara de como la narración oral puede ser aporte en contextos no escénicos.
Juan Pablo, en cambio, no logró cautivarme en lo más mínimo. Demasiada especulación, escasa teoría y cuando la había estaba cargada a la cita fuera de contexto; me pareció una obviedad extrema planteada con frases grandilocuentes, pero sin peso real y con escaso valor para el oficio, arte y objetivos del cuenta cuentos. Me quedo con el somero mensaje de cultura general solapado de que lo más importante es el aquí y ahora.
Antes del tercer bloque vino el estreno de un documental audiovisual producido por Víctor Robles, que tuve el honor de musicalizar con mi viola. Su nombre: el Despertar de la Narración Oral Región Metropolitana (disponible ya en Youtube.com).
El último bloque del foro reuní un grupo importante de temas: Narración oral y fomento lector-mediación-formación.
En el contribuyeron Ximena Pedraza (para exponer lo escrito junto a Elena Calderón; “Factores que inciden en la recepción de la Narración Oral a partir de una propuesta estética”), Andrea Gaete (“La narración oral en la sala de clases: Un arte escénico integrador del conocimiento al alcance de todos”), César Muñoz (“La construcción del imaginario: El don de los cuentos”) y Carlos Acevedo (“Deudas y pagos de la relación entre la Narración Oral y yo”). Fue agradable escucharlos a todos, relajados y entregados. Cada una de las propuestas estaba basada en la realidad propia de cada uno de los narradores, cimentada en experiencias de trabajo previas. Aunque no siempre bien construidas desde lo teórico su valor radicaba en que podían otorgar recomendaciones y planes de acción al narrador novel que no sabe donde y/o como buscar en el amplio mundo que es la palabra escénica.
Como todo me pareció un evento al que valió la pena ir, eso sí, no puedo hacer vista gorda de que el rótulo “teórico” le quedó grande con bastante holgura. Se hizo patente el escaso acuerdo que existe en cuanto a definiciones básicas (aún cuando han existido jornadas previas orientadas a dilucidar y uniformar aquello) como el mismo concepto de narración oral.
La falta de consulta de bibliografía se hace más patente al observar el libro (Venático Editores) que reúne las ponencias, ya que algunas de ellas no consideran ninguna fuente de consulta, referencias o libros a los que acudir para contrastar las ideas de su autor/es y cuando lo hacen parecen poco rigurosas o exhaustivas. En ese sentido parece más un foro para compartir vivencias que teoría o hallazgos documentables.
Espero estas falencias puedan ser solucionables por nosotros, los socios de Cinoch para poder en el corto y mediano plazo potenciar nuestra labor y entregar mejores herramientas de análisis, teoría y praxis a quienes se aproximan al bello oficio de la narración oral. 

Contáctenos

Teléfonos de contacto:
+57 (2) 2 37 20 12
+57 315 542 73 66

Dirección:
Calle 4 No. 6-57 Buga - Valle del Cauca - Colombia

E Mail:
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.