Año nuevo?

Escrito por Patricio Sancha el . Publicado en Columnas
Imprimir

¿Cuál podría ser la gran diferencia como para tildar al 2019 o cualquier cambio de numero en el calendario como, año nuevo?
¿Será que solo necesitamos festejar algo para irnos de fiesta e intentar borrarnos para comenzar de nuevo?
Salvo los fuegos artificiales a las 12 de la noche del 31 de diciembre, nada evidencia este supuesto cambio. Miento; la resaca del siguiente amanecer a las 2 de la tarde, también nos marca.
Y por lo demás ¿los fuegos artificiales de que país determinan la llegada del nuevo año?
¿O será que para tratar de entender su errático devenir, el ser humano se ha visto forzado a dividir el continuo del tiempo en instantes diferenciados?
Estaremos de acuerdo en que el ciclo solar algo tiene que ver, pero sobre todo la fiesta del año nuevo tiene que ver con los ciclos de la vida repetidos al infinito.
El año nuevo en nuestra cultura llamada occidental, y sobre todo en el hemisferio sur, ni siquiera coincide con el solsticio de invierno, y aunque así fuese, por último, en el hemisferio norte se entendería ya que el sol deja de alejarse de la tierra para comenzar su camino de retorno y con él, traer la energía necesaria capaz de propiciar la vida; un nuevo inicio de fertilidad en todo ámbito comienza con este retorno.
Nada ni nadie existe por el solo hecho de ser, es más bien una consecuencia de esta sucesión de ciclos, que claro está, van teniendo modificaciones acumulativas, pero en definitiva no son más que ciclos.
Día, noche. Frio, calor. Felicidad, tristeza. Bondad, tiranía. Amor, odio.
La ley de los opuestos y el eterno vaivén entre ellos, querámoslo o no, es el que conforma nuestra existencia. Un delicado equilibrio en el que solo hombres sabios logran no caer en los excesos de los extremos.
Nada es para siempre, aunque podemos estar seguros que después de una pausa variable, todo evento se repetirá con mínimas variaciones en su esencia.
Todos hemos experimentado la sensación de un "dejá vu", el sentir que estamos re viviendo hechos pasados ¿Y si realmente los hubiésemos vivido? ¿Por qué no?
Todos hemos experimentado y experimentaremos el ciclo en que el padre pasa de ser un súper héroe para transformarse en un tipo común y corriente y después de años, re tomar su sitial de sabio, al menos a mí me pasó con el mío y espero que a mis hijos les pase lo mismo para conmigo.
Por eso al estar en el fondo del hoyo debemos afirmarnos de esta esperanza de cambio renovador para salir de él y cuando estemos disfrutando la vida en la cresta de la ola, no dejemos de hacerlo, pero teniendo plena conciencia de lo fácil que podría ser caernos estrepitosamente, hasta incluso ahogarnos.
Lo importante es ir aprendiendo de cada ciclo para, en lo posible, evitar cometer los mismos errores y potenciar nuestros aciertos.
Pero todos sabemos; "el hombre es el único animal capaz de tropezar 2 veces con la misma piedra", y si sabemos de antemano que así sucederá, al menos tratemos de minimizar los efectos de la caída.
Sea como sea ¡Feliz año nuevo a todos y cada uno!
Ahora y el próximo año, y el próximo año, y el próximo año...
 

Contáctenos

Teléfonos de contacto:
+57 (2) 2 37 20 12
+57 315 542 73 66

Dirección:
Calle 4 No. 6-57 Buga - Valle del Cauca - Colombia

E Mail:
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.