Concentración

Escrito por Patricio Sancha el . Publicado en Columnas
Imprimir

Llevo largo tiempo sentado frente al teclado. Por más que intento, no logro concentrarme lo necesario como para expresar una idea, claro que para hacerlo, primero debería tener una idea. Estoy en blanco, un blanco absoluto. De manera optimista, podría pensar que sobre la superficie blanca de lo que va a ser una hoja impresa, podría plasmar la más brillante de las ideas en palabras y frases, aunque por otro lado, lo limpio de la superficie podría perpetuarse hasta transformarse en una barrera creativa infranqueable.
He sabido de creadores que necesitan estimular su imaginación con un paisaje inspirador y de otros que frente al mismo paisaje solo se distraen, por lo que prefieren poner su mente en blanco para, desde ahí, comenzar desde cero.
No existe un único camino para llegar a la meta creativa y cada uno debe buscar el método que más le convenga.
Música clásica, rock, silencio. Colores de la naturaleza, muro en blanco. Experiencias extremas, vida común y corriente. Todo y nada. Idea pre concebida, idea en evolución.
Existen infinitas posibilidades como para crear.
Todos y cada uno de nosotros tenemos la capacidad de crear, aunque de manera estéril nos retro alimentemos con la negación.
Está demostrado que para volar no necesitamos alas de pájaro, ni siquiera de cera como las de Ícaro, ni tener un cuerpo ligero. Inventamos maquinas voladoras como globos, planeadores, aviones o simplemente usamos nuestra imaginación. Con un transbordador podemos despegarnos de la tiranía de la gravedad, pero con la imaginación podemos visitar universos paralelos. Para la imaginación no existe lo imposible, solo lo irreal.
Volar no es despegar los pies del suelo sino despegar la imaginación de nuestras limitaciones auto impuestas para visitar otros espacios físico temporales. Autores de ciencia ficción han viajado en el tiempo y pintores han creado espacios maravillosos.
Al ponernos etiquetas nos definimos como personas. Un pintor solo pinta, un escritor solo escribe, un oficinista solo hace trabajo de oficina…
El inmenso problema es que al etiquetarnos, la definición nos limita a los dominios de la etiqueta, sin dejarnos explorar otras áreas.
¿Por qué un abogado no puede ser músico o un ingeniero pintor?
No es necesario plantearse el objetivo de crear una obra maestra capaz de trascender en el tiempo como un referente del arte mundial, pero siempre podremos crear simplemente para expresar sentimientos, los cuales pueden ser compartidos o no. Así como al sentir dolor, de alguna manera al gritar distraemos nuestra atención y este parece diluirse un poco, al crear, cualquiera que sea el sentimiento implicado, porque la verdadera creación es aquella inspirada por un sentimiento, este se verá ya sea potenciado al ser positivo, o disminuido al ser negativo.
La creación es un mecanismo de la naturaleza para permitirnos seguir adelante.
Comencé escribiendo este artículo sin tener un rumbo fijo, pero como la inercia estática solo se quiebra andando, creo que algo he andado.
Poco a poco me fui concentrando hasta crear este texto.
 

Contáctenos

Teléfonos de contacto:
+57 315 542 73 66
+57 300 774 60 66       

Dirección:
Calle 4 No. 6-57 Buga - Valle del Cauca - Colombia

E Mail:  Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.