Problemática solucionática

Escrito por Patricio Sancha el . Publicado en Columnas
Imprimir

Ante cualquier problema existen numerosos expertos capaces de dictar catedra sobre las soluciones posibles, pero son incapaces de solucionar sus propios problemas.
Para una problemática, pareciera que inmediatamente se pone en marcha una soluciónática, no siempre efectiva,
Cuantas veces el “lo que tú tienes que hacer” se ha sobrepuesto al “lo que yo tengo que hacer”.
Todos somos capaces de saber donde nos aprieta el zapato, aunque por otro lado seamos incapaces de sacarnos esos zapatos que tanto daño les hacen a nuestros pies.
Debemos aceptarlo; aunque el zapato no nos apriete, siempre existirá la posibilidad de que nos entre alguna piedra para dificultar nuestro andar.
Quizás sean esas piedras las que nos permitan darnos cuenta del como avanzamos.
Los problemas en el fondo son oportunidades de superación.
Lo sé, cuando uno está inmerso en un problema, no es evidente el encontrar la forma para salir de él, ni menos encontrar el como sacarle provecho, pero se puede, está lleno, sino repleto de historias en tal sentido. Analfabetos para los cuales teóricamente el no saber escribir les iba a representar un enorme problema en la vida, pero que, gracias a una capacidad matemática superior, lograron torcerle la mano al destino.
Lisiados, menos válidos, discapacitados o como de manera políticamente correcta se les quiera llamar a quienes no tienen las mismas capacidades físicas que la mayoría, capaces de subir al Everest, correr una maratón o destacarse en un iron man.
He tenido la fortuna de ver a sordos cantar de manera infinitamente mas afinada que algunos que se consideran normales o a personas sin brazos hacer verdaderas obras de arte pictóricas manejando los pinceles con su boca.
Los problemas pueden ser muy incomodos, pero no por eso limitaciones, más que un freno, deberían ser una pausa como para mirar desde otra perspectiva el camino a seguir.
Todos nos quejamos de nuestros problemas, pero basta con sacar la mirada de nuestros propios ombligos, como para darnos cuenta de lo afortunados que somos en comparación a otros. El vaso siempre estará medio vacío.
¡Falso!
Siempre estará lleno, en parte de líquido, en parte de aire, nunca estará vacío.
Todo dependerá del enfoque que le demos.
Como suele suceder, es más fácil teorizar que vivir una situación dada, pero parafraseando la sabiduría de mis abuelos, solo la muerte no tiene solución, eso, desde nuestra actual perspectiva, porque quien es capaz de afirmar que al morir no pasamos a otra dimensión de existencia, a otro plano de conciencia.
¡Nadie!
Si aceptamos que por un lado los problemas son parte de la vida, debemos aceptar también que las soluciones son quienes nos dan la vida. Así como no existe la obscuridad porque solo es ausencia de luz, los problemas no existen si no es por la posibilidad de su solución, de lo contrario simplemente serían un hecho.
Escribo esto porque estoy en un problema mayúsculo del cual me es muy difícil salir porque no depende solo de mi encontrar la salida. El escribir puede que tampoco me sirva para encontrar una solución, pero al menos me permite darme una pausa para reflexionar sobre su ocurrencia y si vale la pena seguir desgastándome en encontrar una solución improbable o simplemente aceptarlo.
Haré mi mayor esfuerzo, pero solo el tiempo definirá.
Problemática y solucionatica son una pareja indisoluble, aunque de vez en cuando tengan sus desavenencias.
 

Contáctenos

Teléfonos de contacto:
+57 315 542 73 66
+57 300 774 60 66       

Dirección:
Calle 4 No. 6-57 Buga - Valle del Cauca - Colombia

E Mail:  Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.